Navigation

giraffe_care.jpg

Xiraffa, además de belleza, es también compromiso, dignidad y respeto. Una colección que no podía descuidar de ningún modo el mundo que le sirve de fuente de inspiración.

Tanto la obtención de las materias primas como el proceso de creación y elaboración de cada pieza vienen marcados por una responsabilidad con el medio ambiente que se considera parte de su deber. Es decir, que es condición sine qua non que proveedores y fabricantes cumplan unas estrictas premisas y ofrezcan garantías de sostenibilidad.

Es por eso que cada una de las joyas sigue un proceso de producción ecológico que prescinde de sustancias nocivas en su elaboración. El pelo de la jirafa, emblema de la marca, se obtiene de animales que viven en libertad en diversas reservas naturales a lo largo del continente africano y que mueren por causa natural. El pelo de las colas de estos animales es tratado, clasificado y exportado a España con todos los documentos y permisos que la ley requiere.

Guardar

Guardar